Pilates como rehabilitación

 

El Método Pilates Original como rehabilitación es uno de los medios más frecuentes por los que se llega a él. Los ejercicios se realizan de una forma personalizada con el monitor y para cada dolencia concreta.

Los tipos de aplicaciones son: problemas de espalda, caderas, rodillas, cuello, osteoporosis, escoliosis, y lesiones de todo tipo. Practicar el Método Pilates Original también ayuda a prevenir lesiones. Al practicar Pilates fortaleces los grupos musculares debilitados desarrollas los músculos pequeños que sirven de apoyo a los mas grandes, aumentas la flexibilidad y la fuerza muscular. El estiramiento de los músculos disminuye notablemente los dolores provocados por la tensión. Y lo más importante este método esta diseñado para disminuir el riesgo de lesiones.

Cada vez lo recomiendan mayor número de médicos fisioterapeutas por sus excelentes beneficios para tu salud.